viernes, 10 de diciembre de 2010

Serie Evadne (2)


Huyamos a una hoja blanca,
compremos sábanas de guanábana
y confundamos al enemigo.
En este mar de blancura,
unámonos como la palabra
y la oscuridad se verá a lo lejos como la sombra de una hoja:
Tu vientre.
Abajo la oscuridad de dátil.
Frente a mi boca la hendidura de tu ombligo;
de mis labios una lengua pez
clava su humedad.
Evadne:
Huyamos a una hoja blanca.


Imagen tomada de: fotos.miarroba.com

3 comentarios:

Médicos mexicanos por la cultura y el arte dijo...

Sendero: erotismo sutil y frutal, que incita al goce.

Alfonso Pedraza dijo...

Me han gustado los sabores, casi olores de esa mujer

senddero dijo...

Muchas gracias por ser testigos de la palabra. Poesía dejada en alguna vera del camino y que aparece sin que se le esperase. un abrazo Rub