viernes, 20 de marzo de 2015

Fumarolas


Su cuerpo de piedra se mueve en un vaivén sexual que estremece. Exhibicionista del destino, bufa de pasión. Al fin las placas tectónicas se detienen, la calma llega, la mañana nace.

Hilario Martínez

5 comentarios:

Antonio Cruz dijo...

Muy bueno.

jazz dijo...

Y sin embargo es tan grande tu sonrisa ...

jazz dijo...

Y sin embargo es tan grande tu sonrisa ...

Unknown dijo...

Muy bien amigo!!!!

Tere Gonzalez dijo...

Muy bien amigo!!!!